CASA 3 AMB-COCHERA-JARDIN-QUINCHO-DON BOSCO-Z.SUR

Fotos

Video

Fotos 360°

Tour Virtual

venta

CASA 3 AMB-COCHERA-JARDIN-QUINCHO-DON BOSCO-Z.SUR

136.000 USD

173M² Totales
138M² Cubiertos
300M² Terreno
3Ambientes
2Baños
1Cochera
2Dormitorios
31Años Antigüedad

Descripción

CASA 3 AMB-COCHERA-JARDIN-QUINCHO-DON BOSCO-Z.SUR

Casa 3 ambientes con cámaras de seguridad , con un amplio y hermoso jardín en el frente con una buena arbolada y garage techado, cocina con alacena y bajo mesada amplia y abierta con desayunador , integrado con el comedor que hace a todo este sector sea un lugar muy calido y con buena iluminación natural, que termina con un cómodo living, con vista hacia el jardín. el dormitorio principal con piso flotante con baño en suite y un segundo dormitorio con piso flotante también con baño , Patio, un pequeño quincho y un amplio galpón guarda todo. Don Bosco es una localidad quilmeña limitada por el Río de la Plata y las avenidas Lomas de Zamora, Sargento Cabral y Lynch. Para trazar su historia tenemos que remontarnos al siglo XVI. El sábado once de junio de 1580, don Juan de Garay fundó por segunda vez la ciudad "de la Santísima Trinidad y puerto de Santa María de los Buenos Ayres". Entre el 17 y 24 de octubre de ese año, repartió las tierras cercanas a la ciudad entre los hombres - y una mujer - que lo acompañaron en su aventura. Cada uno recibió una huerta de cuatro hectáreas, en tanto las tierras más alejadas, se otorgaron en mercedes reales a las personalidades que habían costeado el viaje y entre gentilhombres e hidalgos. El día 24 fueron beneficiados el adelantado Torres de Vera y Aragón y el regidor Luis Gaytán, con tierras al sur del Riachuelo, donde se fundaron dos estancias, la "Del Adelantado" y la "De Gaytán". Esta última ocupaba el territorio de las actuales localidades de Wilde, Domínico y parte NE del actual territorio de Quilmes, hoy Don Bosco; aproximadamente, la calle Posadas, en Domínico, sería el límite este-oeste entre ambas estancias. En 1619, Melchor Maciel, un portugués nacido en Vianna do Castello y llegado a Buenos Aires en 1583, compró a los herederos de Gaytán las tierras y formó una gran estancia al este del arroyo que aún hoy lleva su nombre. Algunos historiadores argumentan que las tierras de Gaytán fueron vendidos en tiempos de sequía, una franja de una legua hacia el sur y todo lo que diera hacia el Río de la Plata hasta el arroyo Las Piedras, por un caballo, un carro y seis bolsas de maíz. No es improbable ya que Queiroz que recibió la merced de lo que hoy es la mayor parte del partido de Quilmes, lo cambió por un caballo y una guitarra. Fue Maciel quien en 1625 realizó las primeras plantaciones de viñedos en las costas de Domínico, Don Bosco y Bernal, que dieron origen al vino de la costa o vino patero - descendientes directos de don Melchor Maciel residen aún en Quilmes -. Al morir Maciel, lo hereda su viuda, Catalina Cabral de Melo y González Núñez, quien se casó en segundas nupcias con el maestro de campo Pedro Home Pessoa de Sáa, acrecentando los bienes familiares con la formación de una estancia de 24.000 hectáreas hasta el río Samborombón Al morir en 1725, Luis Home de Pessoa de Saa Figueroa Mendoza, heredero de Pedro Home Pessoa de Sáa, lo hereda su viuda, María Sebastiana Calvo de Arroyo Ponce de León que fracciona la antigua merced en cuatro lonjas longitudinales, la mitad de la primera de estas lonjas, de mayores dimensiones que las restantes, fue vendida al Convento de Santo Domingo de la Orden de los Dominicos Predicadores, establecidos en Buenos Aires a comienzos del siglo XVIII en la manzana que hoy ocupan el convento y el templo que comenzó a levantarse en 1751; y la otra mitad la misma congregación la recibió en donación por la propietaria. Entonces el actual Don Bosco integró lo que se llamó la "Estancia de los Dominicos". En 1822, durante el gobierno de Martín Rodríguez, el ministro Bernardino Rivadavia les expropia todas las tierras y desde 1824 la zona se convirtió en Estanzuela del Estado, aunque en el sector de la capilla se consideró a los dominicos. En 1835, Juan Manuel de Rosas les devuelve la zona que habían comprado en Quilmes y el 15 de setiembre de 1859, la congregación vendió la totalidad de dichos campos a don José Ignacio Eizaguirre, que a su muerte los dejó en herencia a su hija María Ignacia Eizaguirre de Urquizú. TIEMPOS DIFICILES Esta mujer fue protagonista final de un prolongado y pesado pleito con la provincia de Buenos Aires por estas tierras, que se remontaba a 1650, y ocupó muchas páginas de los periódicos del siglo XIX y principios del XX. En 1928, después de 278 años, resultó positivo para la señora de Urquizú. Las tierras estaban tercerizadas a medianeros y arrendatarios. El genovés, don Pedro Tassano, arrendó tierras a esta propietaria donde abrió fonda y funcionó la primera escuela de la zona. Concluido el extenso juicio, las tierras se fraccionaron y se fue diseñando un pueblo al oeste de la Estación Km 13. Se instalaron tambos, quintas de hortalizas y montes de frutales: peras, duraznos y sandías, que se comercializaban en la capital. Numerosos inmigrantes de diferentes nacionalidades llegaron en la zona, donde también habían llegado vecinos escapados de Buenos Aires durante las epidemias de cólera (1868) y de fiebre amarilla (1871). Para instalar la parada Km.13 del ferrocarril algunos particulares como los señores Saravia, Butler y Gando, formaron una sociedad y compraron cuatro manzanas de tierra a cada lado de las vías dejando un espacio para extender los andenes de la futura estación. EL NOMBRE DE LA ESTACIÓN En 1894 se habían establecido en Bernal los sacerdotes salesianos y poco después las Hermanas de María Auxiliadora de la misma orden. La influencia de estas congregaciones vecinas de la estación Km.13, especialmente del sacerdote salesiano Lambruschini, amigo personal del Presidente de la República, determinó que el 4 de noviembre de 1929, por un decreto del Poder Ejecutivo Nacional, se bautice a la estación con el nombre de Don Bosco. Fue el primer pueblo en el mundo en llevar el nombre del santo turinés. El fraccionamiento de estas tierras favoreció la formación de un centro urbano. Se abrieron calles que la municipalidad bautizó con nombres de intelectuales, escritores y artistas plásticos argentinos: Agustín Álvarez, Julián Aguirre, Ricardo Gutiérrez, José Ingenieros, Juan B. Justo, Ramos Mejía, Poggio, de la Cárcova, Carriego, Almafuerte; la calle Nº 127 bis recibió el nombre del médico quilmeño Edmundo Fierro por la ordenanza Nº 559 del 14 de setiembre de 1932 y otra arteria fue bautizada Jorge Backmas, por el joven asesinado junto a José Rivelle, en un enfrentamiento acaecido en un local frente a la estación de Bernal en febrero de 1946.

Ver más
superficie total: 173 m²
superficie cubierta: 138 m²
superficie semicubierta: 35 m²
superficie terreno: 300 m²
ambientes: 3
baños: 2
dormitorios: 2
cocheras: 1

Antigüedad: 31 años

Electricidad
Agua
Desague Cloacal
Televisión Por Cable
Seguridad
Dormitorio
Comedor
Jardín
Baño
Cocina
Living
Patio
Cochera
Lavadero
Quincho
Parrilla
Desayunador
Cocina/comedor
Ver más
Código de publicación (MLS-ID): 420391171-59

El presente inmueble NO es accesible para personas con discapacidades físicas.